Dado que el cambio climático se origina por la excesiva acumulación de los gases de efecto invernadero en la atmósfera, es necesario verificar y controlar su evolución a través de un reporte de emisiones o inventario de GEI para contribuir al esfuerzo global de reducción. En efecto, la contabilidad detallada y el análisis de los resultados del inventario de GEI es fundamental para dimensionar, orientar y promover los esfuerzos nacionales de mitigación de emisiones con los que el país puede y debe contribuir a la meta global de lucha contra el cambio climático. Además, cada país está en la obligación de reportar sus emisiones a la CMNUCC, en sus comunicaciones nacionales.

Al nivel nacional, esta información permite, además, orientar la normatividad para los sectores económicos y sociales, incentivar las alternativas eficientes y de bajo costo para el uso de energía y de los recursos naturales, y establecer las políticas que aseguren la continuación de un proceso de desarrollo sostenible mejor adaptado a las exigencias del cambio climático.