Renovación del parque automotor y el chatarreo

Debido a la obsolescencia del parque automotor y a la ineficiencia en el empleo de los combustibles o derivados de petróleo, se aprueba el Régimen Temporal de Renovación del Parque Automotor que fomenta el cambio de matriz energética (Decreto Supremo N° 213-2007-EF), y promueve el uso de Gas Natural Vehicular (GNV).

Así también se crea el “Régimen Temporal para la Renovación del Parque Automotor de Vehículos Diesel” con el objetivo de fomentar el “chatarreo” de vehículos Diesel (reglamento Decreto Supremo N° 016-2008-MTC) para reducir gradualmente el consumo de este combustible y/o hacer más eficiente el uso de los hidrocarburos, promoviendo la renovación del parque por el de vehículos ligeros nuevos que consuman gasolina y/o GNV.

En el Perú, el “chatarreo” es el retiro de vehículos del parque automotor para su destrucción. Por otro lado, se aprobó el Registro de Vendedores de Vehículos Nuevos para la Renovación del Parque Automotor (Decreto Supremo N° 023-2008-EM) creando un registro para los vendedores de autos nuevos y haciendo efectivo el incentivo económico.

Régimen tributario aplicable a combustibles y su impacto en la generación de GEI

La modificación en la aplicación del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) de acuerdo a su impacto en la contaminación, incentiva el consumo de combustibles más limpios, al gravar con mayor ISC a los combustibles que más contaminación generan (Ley N° 28694 y Decreto Supremo N° 211-2007-EF). Debe considerarse que este D.S. no cumple con lo previsto en la Ley N° 28694, que exige la aprobación anualmente de los índices de nocividad relativa a ser aplicados como factor para determinar el ISC. Para la aplicación de esta Ley, el MINAM debe estimar el Índice de Nocividad de los combustibles usando criterios de toxicidad y aporte de contaminantes por unidad de combustible quemado (Decreto del Consejo Directivo N° 018-2005-CONAM/CD).

Retos en el sector transporte

  • Planificación del transporte urbano orientado a la reducción de emisiones.
  • Replicar en otras ciudades la experiencia de la capital sobre el corredor segregado de alta capacidad.
  • Reforzar una política de importación de vehículos bajos en emisiones de GEI, tomando en cuenta tanto el tipo de uso de combustible que utilizan como la antigüedad de los mismos.
  • Incluir la obligatoriedad de reducir emisiones de los vehículos y adecuar el sistema nacional de inspecciones técnicas vehiculares.
  • Ampliar la cobertura en el uso del Gas Natural Vehicular.
  • Incluir los GEI en los cálculos de los Índices de Nocividad.