Los avances en la promoción de las energías renovables se han dado principalmente a nivel normativo.

Actualmente se cuenta con un marco regulatorio que requiere que el MINEM establezca cada 5 años un porcentaje de electricidad generada a partir de fuentes de renovables; la meta establecida al 2013 es de 5% de la matriz energética (500MW).

Asimismo, el Estado Peruano ha fomentado la producción y el uso de energías renovables a través de la aprobación de diversas normas legales que promueven la inversión en la generación eléctrica basada en energías renovables, como:

  • Decreto Legislativo N° 1002 , del año 2008, de Promoción de la Inversión para la Generación de Electricidad con el Uso de Energías Renovables (DLRER), el cual considera como RER a biomasa, energía eólica, solar, geotérmica, mareomotriz e hidroeléctrica, limitando este última a una potencia instalada menor a 20 MW.
  • El Decreto Legislativo N° 1058 , del año 2008, otorga incentivos tributarios, al promover la inversión en la actividad de generación eléctrica con recursos hídricos y con otros recursos renovables. Específicamente dispone que la actividad de generación con RER gozará del régimen de depreciación acelerada para efectos del Impuesto a la Renta, aplicable a las maquinarias, equipos y obras civiles para la instalación y operación de la central.
  • Ley de Electrificación Rural y de localidades aisladas y de frontera del 2002 (N° 27744) y la Ley General de Electrificación Rural del 2007 y su reglamento (N° 28749): a través de dichas leyes se ponen de manifiesto los esfuerzos para promover la ampliación de la electrificación rural en la última década, incorporando incentivos para el desarrollo de la inversión privada y otorgando una prioridad al aprovechamiento y desarrollo de proyectos con base en los RER de origen solar, eólico, geotérmico, hidráulico y de biomasa.

El MINEM ha elaborado la Política Energética Nacional 2010-2040, que tiene como objetivos: (i) contar con una matriz energética diversificada, con énfasis en el uso de las fuentes renovables; (ii) lograr la autosuficiencia en la producción de energéticos; (iii) desarrollar un sector energético con mínimo impacto ambiental y bajas emisiones de carbono en un marco de Desarrollo Sostenible.

En el 2010, el MINEM aprobó el Plan Referencial de Uso Eficiente de la Energía (2009 – 2018), que tiene como objetivo el ahorro del 15% de la energía al año 2018, enfocándose en cuatro sectores: residencial, productivo y de servicios, público y transporte.

Cabe señalar que, a pesar de las oportunidades para invertir en el desarrollo de las energías renovables, el país presenta un bajo aprovechamiento de las mismas.