La Convención de las Naciones Unidas para la Lucha contra la Desertificación (CNULD) fue adoptada el 17 de junio de 1994, con el objetivo de promover el desarrollo de programas de acción para combatir la desertificación  y promover el desarrollo sostenible, a nivel nacional, subregional y regional; desde los gobiernos, en cooperación con los donantes, las comunidades locales y las ONGs.

La CNULD es el primer acuerdo internacional vinculante que define un entendimiento común sobre el problema de la desertificación y los principios, objetivos y áreas de interés para una actuación coordinada. Su puesta en práctica se hace mediante programas de acción, que son el elemento básico de la Convención. A nivel nacional, aborda las causas subyacentes de la desertificación y la sequía e identifica medidas para evitar e invertir esos procesos. Los programas de acción nacional (PAN) se espera que sean complementados por Programas de  Acción Subregionales y Regionales (PASR y PAR).

Actualmente, forman parte de la CNULD 193 países partes, 5 anexos regionales (África, Asia, Latinoamérica y el Caribe, Mediterráneo Norte, Europa Central y Oriental), 910 organizaciones de la sociedad civil acreditadas, el Comité de Ciencia y Tecnología (CCT), el Comité de Revisión de la Implementación de la Convención (CRIC), la Secretaría Ejecutiva,y el Mecanismo Mundial (MM). Al respecto, cabe destacar que el Perú suscribió este importante documento el 15 de octubre de 1994 y la CNULD entró en vigencia dos años después.

Fuente: http://www.unccd.int/

Para mayor información lea aquí el texto de la Convención  de Lucha contra la Desertificación