La vulnerabilidad de la cuenca está configurada por:

  • Eventos extremos que se presentan con regularidad y algunos que cambian: ocurrencia de una primera granizada en el mes de agosto de 2008; el periodo de recurrencia de las sequías se ha reducido, habiendo ocurrido sequías severas en los años 1960, 1990, 1992 y 2005.
  • La topografía y susceptibilidad del tipo de suelos, así como de las prácticas y tecnologías empleadas en el desarrollo de las actividades económicas en zonas deforestadas; características de ubicación, diseño, construcción y mantenimiento de viviendas e infraestructura.
  • Viviendas construidas en zonas adyacentes a las riberas de los ríos, dando origen a centros poblados, que por su ubicación están expuestos a deslizamientos e inundaciones.
  • La infraestructura de servicios y expansión urbana y rural se encuentra en zonas de alto riesgo de derrumbes y deslizamientos.
  • Las técnicas productivas son inadecuadas e incompatibles con la conservación del ecosistema amazónico.
  • Altas tasas de deforestación y tala ilegal de madera para incorporación actividades agrícolas (cultivo de arroz) y pecuarias.
  • El desborde y rotura de las defensas ribereñas.
  • Debilidad organizacional e institucional para la adecuada administración del ecosistema

El análisis de vulnerabilidad manifiesta una predisposición a la ocurrencia de enfermedades en la población urbana y rural por falta de agua potable, pérdidas económicas en los cultivos de arroz y menestras debido a sequías, así como la reducción de los caudales de operación de las centrales hidroeléctricas Gera I-II y aquellas proyectadas, con las pérdidas económicas asociadas a la no generación de energía eléctrica.

En el caso de la infraestructura de servicios, se espera también que se produzcan inundaciones en la infraestructura vial principal y las carreteras de conexión local, así como en la infraestructura de riego, drenaje y las defensas ribereñas. También se proyecta, dentro de los impactos y vulnerabilidades futuras, la destrucción de instalaciones educativas por lluvias inusuales e inundaciones, y el incremento de la deserción escolar en zonas rurales.

Finalmente, los impactos esperados incluyen la migración o desaparición de especies de flora y fauna, el aumento de emisiones por deforestación, la colmatación excesiva de cauces de ríos, así como la pérdida de servicios ambientales.
Evaluación Local Integrada y Estrategia de Adaptación al CC en el Río Mayo