• Junto a  otros cuatro ministros del Ambiente del mundo y representantes del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES)
  • Coincidieron en implementar políticas inclusivas en la transición hacia una “economía verde” en los países
  • Ministro Pulgar Vidal apoyó  que el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) sea considerado un organismo especializado que pueda supervisar y hacer cumplir los acuerdos que adopten los países miembros

Nairobi, 22 de febrero de 2012.- El ministro del Ambiente, Manuel Pulgar Vidal, participó del panel “Economía Verde para el Desarrollo Sostenible y Erradicación de la Pobreza” junto a los ministro del Ambiente de Noruega, Suiza, Sudáfrica y Congo; así como otras autoridades ambientales del mundo, en la XII Reunión Especial del Consejo de Administración del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y del Foro Global de Ministros de Medio Ambiente, que se realiza hasta el jueves en la ciudad de Nairobi, en Kenia.
 
Los ministros y autoridades discutieron sobre las oportunidades y desafíos de una transición responsable y socialmente justa hacia una economía verde en los países. En ese sentido, destacaron la necesidad de políticas inclusivas, que impulsen la investigación y el desarrollo para la innovación; seguridad alimentaria; zonas urbanas sostenibles; políticas de mitigación de la sequía y las repercusiones en los pequeños agricultores. Así como, los marcos normativos; responsabilidad compartida para la buena gobernanza y la participación pública.
 
En su intervención, el ministro Manuel Pulgar Vidal apoyó el llamamiento para transformar el PNUMA en un organismo especializado. El titular del Ambiente del Perú señaló que el sistema actual de Gobierno incluye muchos acuerdos vinculantes, pero sin los sistemas necesarios para supervisar y hacer cumplir la aplicación de los mismos.
 
Sobre el mismo tema, Zakri Abdul Hamid, asesor científico para el primer ministro de Malasia, indicó que alrededor de 120 países han aprobado establecer al PNUMA como organismo especializado, destacando que su atención debería centrarse en ayudar a los Estados miembros a cumplir sus compromisos con el ambiente.
 
Por su parte, el ministro de Desarrollo Sostenible, Economía Forestal y el Medio Ambiente de la República del Congo, Henri Djombo, pidió un organismo especializado en medio ambiente que proporcione apoyo financiero, técnico y científico a los países en desarrollo. Sostuvo que el modelo actual del PNUMA no es lo suficientemente amplio como para cumplir esta función.
 
Durante la mesa redonda, Edna Molewa, Ministra del Agua y Asuntos Ambientales de Sudáfrica, y Doris Leuthard, ministra de Medio Ambiente de Suiza, coincidieron en que es necesario aumentar la colaboración público-privada para el fortalecimiento de las bases para de la economía verde. Señalaron que una combinación de las cuotas, las contribuciones voluntarias y fondos del sector privado son imprescindibles.
Los Ministros también pidieron establecer indicadores para supervisar la aplicación de la economía verde en los países, teniendo en cuenta las particularidades de cada nación. Algunos delegados destacaron además la necesidad de la economía verde de considerar los océanos, la pesca y la importancia de salvaguardar la salud de los pueblos indígenas.
 
También participaron del debate: el ministro de Medio Ambiente y Desarrollo Internacional de Noruega, Erik Solheim; el Secretario General del Foro Árabe para el Medio Ambiente y Desarrollo, Najib Saab; el Comisario Europeo de Medio Ambiente, Janez Potočnik; el Secretario General de CITES, John Scanlon; y el representante del Fondo Monetario Internacional, Elliott Harris.