Fuente: CMNUCC

La delegación peruana que representó al país en Durban enfatizó ante representantes de más de 190 países reunidos en la Conferencia de las Partes de la Convención de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, la imperiosa necesidad de que los países industrializados asuman y cumplan con el compromiso de reducir de manera sustantiva sus emisiones, causantes del cambio climático que hoy se experimenta en todo el mundo.

“En el Perú, el cambio climático viene causando la disminución de los glaciares andino-amazónicos, provocando alteraciones en el régimen hídrico con grandes impactos sociales, culturales, ecológicos, económicos y políticos”, dijo la delegación peruana ante la COP 17. Cabe recordar que el Perú es firmante de la Convención Marco sobre Cambio Climático desde 1992, y del Protocolo de Kioto desde el año 2002.

En este sentido, la Estrategia Nacional de Cambio Climático del Perú se alinea con el objetivo de la Convención Marco de “estabilizar la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera y evitar llegar a un nivel de interferencia peligrosa en el sistema climático, causado por el hombre. Este nivel debería lograrse en un plazo suficiente para permitir que los ecosistemas se adapten naturalmente al cambio climático, asegurar que la producción de alimentos no se vea amenazada y permitir que el desarrollo económico prosiga de manera sostenible”.

La posición peruana en Durban destacó que el Perú apoya un segundo periodo de compromiso del Protocolo de Kioto para asegurar los objetivos de la Convención.

“Defendemos la renovación del Protocolo de Kioto con los países que quieran y puedan atender a compromisos vinculantes en este marco, y encarar en conjunto acciones de cooperación a largo plazo a fin de conformar una masa crítica de reducción de emisiones que garantice la permanencia en el nivel aún riesgoso de los 2 grados centígrados de calentamiento global. Nuestro país se ha comprometido voluntariamente a contribuir a la reducción global de emisiones; y hacemos un llamado a todos los países en desarrollo a sumarse a este esfuerzo en la medida de sus posibilidades”, señala el documento oficial.

Cabe destacar que en este escenario las actuales negociaciones internacionales sobre cambio climático asignan creciente atención a mecanismos técnicos y financieros orientados a la reducción de emisiones por deforestación y degradación de los bosques (REDD), incluyendo conservación, manejo forestal sostenible y mejora de los stocks de carbono forestal, lo que representan interesantes oportunidades de negocio para nuestro país.

Finalmente, la delegación peruana, conformada por altos funcionarios y negociadores del Ministerio del Ambiente, Ministerio de Relaciones Exteriores y Ministerio de Economía y Finanzas, entre otros organismos; llevó a la COP 17 el saludo del Presidente de la República del Perú, Ollanta Humala, quien en su exposición ante el 66ª período de sesiones de la Asamblea General de la ONU, el 22 de setiembre del 2011 en Nueva York, señaló que: “el cambio climático y el efecto invernadero, cuyos impactos se amplifican en los sectores sociales más vulnerables, son problemas que nos afectan a todos, ricos y pobres. En esta causa mundial por la preservación del planeta debemos estar todos comprometidos”.

DATOS DE INTERÉS

  • La vulnerabilidad del Perú frente al Cambio Climático se caracteriza por:
  • Un alto grado de sensibilidad de la población, puesto que un aumento en el nivel del mar afectaría al 55% de la población que se encuentra asentada en las zonas costeras; y el 90% de la población vive en zonas áridas, semiáridas y sub-húmedas en donde se intensificarían las sequías.
  • Los glaciares tropicales – el 70% de los cuales están en el Perú – han tenido un notorio retroceso de 25% en relación con hace 30 años. Asimismo, la pobreza y la inequidad afectan a importantes segmentos de la población: en el 2009 el 35% vivía en pobreza y un 12% en pobreza extrema, siendo estas poblaciones las más afectadas con el Cambio Climático.
  • Un alto grado de sensibilidad de los recursos biológicos, puesto que el Perú se encuentra entre los 10 países megadiversos del mundo, con gran parte de su territorio en zonas de alta montaña, en donde se concentra una inmensa riqueza biológica de flora, fauna y culturas ancestrales.
  • Un alto grado de sensibilidad de los sectores productivos, debido a que los que más aportan a la economía del país, son precisamente los más altamente dependientes de las variaciones del clima y eventos extremos recurrentes.