El cambio climático pone en riesgo el desarrollo local y representa un peligro a los planes de desarrollo; es un factor determinante en el proceso de desarrollo de las regiones, hoy en día. De hecho, se estima que los eventos climáticos extremos serán más frecuentes y devastadores a medida que el clima siga cambiando, amenazando la seguridad alimentaria y  energética del país (alrededor del 60% de la producción de electricidad en el Perú se basa en centrales hidroeléctricas), lo que tendrá considerables repercusiones económicas.

El Informe Stern (2007), que constituye el primer intento por valorizar los impactos del cambio climático en las diferentes regiones del mundo, señala que los países de América Latina y el Caribe serán afectados significativamente por la variabilidad y los extremos climáticos; siendo el Perú uno de los países más afectados por fenómenos hidrometereológicos relacionados con el Fenómeno El Niño (FEN).  En efecto, el  Banco Mundial ha estimado que, durante el mega Niño 1982/83 las pérdidas ascendieron a 14 mil millones de dólares, a nivel mundial, de los cuales 2 mil millones correspondieron a la costa oeste de América del Sur, donde casi la mitad de las pérdidas ocurrieron en Perú: 55% de las pérdidas en infraestructura de transporte, 15% en agricultura, 14% en energía, y 9% en educación; ascendiendo a una pérdida equivalente al 6% del PBI (IPCC, 2001).

A menudo, los factores que convierten los eventos naturales en desastres están relacionados con prácticas inadecuadas a nivel de políticas, planificación y gestión del desarrollo, aunado a un inadecuado uso y ocupación del territorio. Así pues, un crecimiento demográfico y urbano sin planificación, la falta de atención a problemas como la migración rural, una baja inversión en infraestructura y servicios sociales, son decisiones políticas que afectan directamente el desarrollo de la población, no ayudan a reducir su vulnerabilidad y, por el contrario,  aseveran los impactos del cambio climático.

De lo anterior se deduce entonces que los impactos del cambio climático tienen el potencial de poner en riesgo los principales medios de vida de la población, comprometiendo su supervivencia actual y futura.

Fuente: Tomado de Guía para la elaboración de la Estrategia Regional frente al Cambio Climático. MINAM, 2011