• En 2009, se inició un proceso de construcción participativa de la Estrategia con la conformación del Grupo Técnico Regional de Vulnerabilidad y Adaptación.
  • A la fecha, 17 regiones han iniciado o culminado el proceso de elaboración de la Estrategia Regional de Cambio Climático.

Tras un largo proceso de trabajo participativo, Apurímac se une a la lista de regiones que cuentan con una Estrategia Regional de Cambio Climático que permitirá orientar la toma de decisiones en los procesos de planificación del desarrollo de la región, al igual que Junín (2007), Amazonas (2008), Ayacucho (2010), Lambayeque (2010) y Loreto (2011). Uno de los objetivos de la Estrategia es identificar la vulnerabilidad social y ambiental frente al cambio climático y sus consecuencias, lo cual representa uno de los mayores desafíos para lograr un crecimiento sostenible con niveles más bajos de emisiones de carbono que impulse la equidad y la inclusión social.

Apurímac es una de las regiones del Perú con menor índice de desarrollo humano y la que tiene una mayor extensión de territorio afectado por la desertificación, un proceso en el que, además de la alta inestabilidad climática de las montañas; influye la acción humana debido a la deforestación, la agricultura en las laderas y las actividades extractivas sin criterios de sostenibilidad ambiental como la minería artesanal, que generan una progresiva degradación de los recursos naturales y una pérdida de la diversidad biológica en la zona.

Este instrumento de gestión no solo permitirá identificar los sectores más vulnerables al cambio climático, también hará posible tomar medidas que reduzcan sus impactos negativos, así como impulsar las oportunidades de inversión que las regiones pueden aprovechar que van desde el uso de recursos energéticos más limpios, hasta el desarrollo de proyectos de reducción de emisiones en diferentes sectores.

De los 80 distritos que tiene Apurímac, 44 presentan vulnerabilidad alta frente al cambio climático por eventos extremos y 36 poseen vulnerabilidad media. El cambio de patrones de temperaturas y las precipitaciones, así como el incremento de las heladas, sequías, inundaciones y deslizamientos son algunas de las amenazas climáticas que afecta, principalmente, a la población en situación de extrema pobreza que se dedica a actividades que dependen del clima.

Entre las directrices que contiene la Estrategia para promover el desarrollo sostenible de la región figuran: la adaptación de la población y los sectores socioeconómicos al cambio climático; el fortalecimiento del marco normativo y la creación de un entorno que viabilice las acciones regionales adecuadas para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

San Isidro, 21 de Noviembre de 2011
Ministerio del Ambiente
www.minam.gob.pe